Cómo le hice honor a la frase de Confucio

 

Transformé mi vida de la noche a la mañana (esto que te estoy contando fue totalmente forzado), debido a que cerró inesperadamente de un día para el otro la compañía aérea en la cual trabajaba; luego de más de 15 años trabajando en la aviación, había quedado en la calle.

Mi vida desde los 21 años hasta los 37 años giró entorno a la aviación. Soy piloto comercial aunque nunca llegué a volar comercialmente. El día que tuve la posibilidad de hacerlo me negué debido a que eran muchos días fuera de casa y preferí seguir trabajando en tierra y estar con mi esposa e hija todas las noches.

A partir del cierre de la compañía aérea comencé a dar un giro de 180° en mi vida, me volví independiente, ya no tenía más horarios que cumplir, sino los que me propuse por mi mismo. Ya dejé de perderme cumpleaños, fiestas, reuniones sociales, hechos importantes en mi familia por vivir dentro de un aeropuerto por largas jornadas de trabajo.

Entonces le hice honor a la frase de Confucio “Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un solo día en tu vida”

Así fue como llegue a mi nueva vida, a mi renacimiento, lo cual estoy feliz y te animo a que intentes hacerle honor a esta frase.

Sé que no es fácil pero debes buscar y dejarte guiar por lo que tu corazón te dice, busca realmente lo que te gusta hacer y ve por ello!

Personalmente me gusta ayudar y brindar un servicio en el cual pueda ayudar a personas para que logren un beneficio.

Encontré en mi camino un trabajo en el cual cumplía con mi perfil. Un trabajo en el cual me pongo mis horarios, descanso el día que tengo ganas y además de todo esto, ayudo a las personas con un excelente servicio. Te preguntarás ¿cuál es el servicio que brindas?

Asesoro a las personas con seguros de vida y a la vez con un retiro de su dinero guardado para su vejez, para la etapa que muy pocas personas prevén, la etapa en la cual ya no están productivas y merecen vivir de la mejor manera. En estas latitudes las jubilaciones son muy escasas y lamentablemente la mayoría de las personas que han trabajado toda una vida no puede vivir de la manera que desean. A mi parecer le brindo a los demás un servicio digno de todo ser humano, como es proteger a tu familia mientras estás productivo y luego, al final de la etapa de disfrute por todos tus esfuerzos, obtengas el dinero para disfrutarlo viajando, pasando con tu familia, para lo que se te ocurra, la etapa que te mereces descansar y vivir de la mejor manera.

¡Qué te parece!

Gracias a este trabajo al final de este artículo te comparto algunas fotos por los lugares que he recorrido, con lo cual he conocido gente maravillosa, compartiendo diferentes culturas, viajando y además de todo lo que te mencioné haciéndole honor a la frase de Confusio.

Con esta profesión me di cuenta de algo muy importante: las personas necesitan ser escuchadas. Cuando me reunía con personas, por ejemplo, que jamás había visto, luego de una charla amena, comenzaban a abrirse y contarme cosas de su vida como si yo fuera uno más de la familia. Con este darme cuenta me llevó a indagar en el coaching. Luego que me asesoré de qué se trataba, me dije ¡está es la profesión que estaba buscando!, así que luego de dos años obtuve mi certificación como coach bajo las competencias de ICF. 

¿Y qué es lo que hago ahora como coach?

Ayudo a las personas a en su camino para cumplir sus metas, para que puedan darse cuenta de todo su potencial y vivir la vida de sus sueños en equilibrio, vivir con equilibrio en las áreas de salud, trabajo, ingresos, familia, tiempo libre, etc.

Esa es la manera a mi parecer de lograr el éxito, tener un equilibrio en tu vida, ¿de qué te vale tener dinero si has destrozado tu familia? Esto se puede dar por largos viajes de trabajo, largas jornadas de oficina, o un sinfín de casos. ¿No te parece que necesitas estar en equilibrio?

Yo conseguí el equilibrio mediante el coaching, ahora hago lo que me gusta, lo que siento en el corazón y lo que me da satisfacción. ¿Estás haciendo lo que realmente quieres hoy en día?

Hoy me dedico a asesorar familias para su protección y para su etapa no productiva; también al coaching, donde ayudo a muchas personas a sacar su potencial y equilibrar su vida para conseguir vivir la vida de sus sueños.

Ah! Me olvidaba de algo muy importante, como hobby hago con mi vecino y amigo cerveza artesanal. ¿Adivina cómo se llama la cerveza? No lo vas a poder creer… Le pusimos Coach, ¡porque te acompaña en el camino!

Además de todo esto que te he mencionado arriba, escribo post para contarte mi camino en el cual encontré una vida que había soñado en algún momento vivir y me parecía imposible. Te cuento que para comenzar con este proyecto de blog, me inspiraron grandes personajes en este nicho como Carlos Ferández Mazza de superacionminimalista.com,  Nacho de Hazte-oir y David de coachingxvalores.com. A todos ellos les agradezco por todo el apoyo y pareceres brindados para que este proyecto salga a la luz.

Y ¿sabes de qué me di cuenta en todos estos años?  Que debes ser el protagonista de tu vida e ir por aquello que amas; no caigas en la posición de víctima con excusas tontas: que no pudiste hacerlo por causas externas a ti, como por ejemplo: la economía no es la mejor en este momento, porque tu jefe o tu trabajo…..etc, etc, etc.

Recuerda algo muy importante, lo único que no vuelve atrás es el tiempo y cuando estés en la última etapa de tu vida el si “hubiera” ya no tiene validez.

 

Un abrazo

Gabriel Trinidad

2 comentario

Excelente reflexión !
“Escoge un trabajo que te guste y no deberás trabajar un solo día más en la vida” algo que parece un sueño irreal para muchos, bajado a tierra con palabras simples y consejos que todos podemos seguir para llegar también.

Muchísimas gracias Marcelo! Creo que de eso se trata la vida, de seguir nuestro corazón, perseverar e ir por lo que nos hace feliz.
Feliz año!

Deja un comentario